PieDiabetico
aumentar texto restablecer texto disminuir texto

AREA PACIENTES

AreaPacientes

contenido:

 

EL PIE DIABETICO

Se define el PIE DIABÉTICO, como una alteración clínica de base etiopatogénica neuropática e inducida por la hiperglucemía mantenida, en la que con o sin coexistencia de isquemia, y previo desencadenante traumático, se produce lesión y/o ulceración del pie. (SEACV Consenso 1997)

Datos sobre pie diabético

• La tercera parte de los diabéticos que ingresan en un hospital, lo hacen por  arteriopatías en miembros inferiores.

• Cuando se les descubre la enfermedad, el 10% tienen instaurada enfermedad vascular oclusiva.

• El diabético es 5 veces más propenso a lesiones isquémicas en los pies. Casi el 70% de las amputaciones que se hacen en un hospital son en diabéticos.

• Uno de los problemas más temidos, es la aparición de úlceras en los pies, como secuela de la neuropatía y la arteriopatía periférica.

• La desestructuración de la arquitectura plantar favorece la aparición de las lesiones.

• Las alteraciones en la inmunidad favorecen la infección, siendo esta un factor determinante en la evolución.

imagen

• Cada 30 segundos alguien pierde una extremidad debido a la diábetes

• 7 de cada 10 amputaciones de pierna se hacen a personas con diábetes

• En los países desarrollados, hasta un 5% de las personas con diábetes tiene problemas del pie

• Los problemas del pie son la causa más común de ingreso hospitalario en personas con diábetes

• En los países en vías de desarrollo, se calculan que los problemas del pie pueden llegar a representar hasta un 40% del total de los recursos disponibles

• Se calcula que el coste directo de una amputación asociada al pie diabético está entre 30.000 y 60.000 USD

• La mayoría de las amputaciones comienzan con una ulcera en el pie

• Una de cada seis personas con diábetes tendra una úlcera a lo largo de su vida. Cada año 4 millones de personas en el mundo tienen úlceras del pie

• En la mayoría de los casos se puede evitar la aparición de úlceras en el pie diabético y las amputaciones. Los investigadores dicen que hasta un 85% de las amputaciones se pueden prevenir fácilmente

• Se puede conseguir una importante reducción de las amputaciones mediante una buena atención sanitaria y unos cuidados personales basados en una buena información.

Grupos de riesgo

- Antecedentes de ulceración previa.

- Neuropatía periférica (disminución sensibilidad)

- Enfermedad vascular isquémica (ausencia de pulsos en los pies)

- Retinopatía o nefropatía

- Deformidades oseas, callos

- Antecedentes de exceso de alcohol

- Aislamiento social

- Ancianos de más de 70 años

Palabras clave

  • La prevención es el primer paso para resolver los problemas del pie diabético.
  • La reducción del número de amputaciones puede conseguirse mediante la identificación del pie de alto riesgo y la educación de las personas con dibetes.
  • Las estrategias dirigidas a la prevención de las úlceras del pie son económicamente efectivas.

logoIWGDF

  • El abordaje de un problema de salud tan importante, frecuente y de no fácil solución como es el Pie Diabético, mejora cuando se forma un equipo multidisciplinar: Cirujanos vasculares, endocrinólogos, internistas, ortopedas, podólogos y ATS.

Causas de las úlceras en el pie diabético

  • Lesiones nerviosas (neuropatía periférica)
  • Deformidades como dedos en martillo y  juanetes, o pies con formas raras: resulta difícil encontrar calzado que se adapte
  • Falta de riego sanguíneo hacia los pies (enfermedad vascular periférica)
  • Lesiones que en un principio podrían parecer triviales

Neuropatía

  • La neuropatía periférica genera una disminución de la capacidad de sentir dolor. El pie se vuelve insensible y las lesiones pueden pasar desapercibidas.
  • La tendencia a la sequedad de la piel favorece la aparición de grietas que son la puerta de entrada de infecciones.
  • El uso de calzado inadecuado es con frecuencia el desencadenante de la aparición de las lesiones.

Deformidades

Los pies tienen distintas formas. La forma del pie puede ser distinta de nacimiento, causada por el uso de calzado inadecuado o debido a una cirugía previa. La neuropatía puede cambiar aún más la forma del pie, generar maneras de caminar poco habituales y, como consecuencia, aumentar la presión y la carga sobre ciertas zonas de la planta del pie. Cargar repetidamente sobre una misma zona genera la formación de callosidades. Cuando se forman callos en el pie la presión aumenta aún más, hasta que se forma una úlcera bajo dichos callos.

deformidades

deformidades

deformidades

deformidades

deformidades

Falta de riego sanguíneo

Cuando el riego sanguíneo hacia los pies no es suficiente, la situación empeora aún más. Pies sanos necesitan el oxígeno y los nutrientes esenciales que aporta la sangre. En personas con diabetes, el riego a veces no es adecuado, y esto hace que las heridas tarden más en curar. Cuando el riego sanguíneo se ve gravemente disminuido, el pie corre un alto riesgo de que se dañen sus tejidos y algunas partes del pie se podrían ver amenazadas.

Riego

Riego

Lesiones e infecciones

Con frecuencia, las personas con lesiones nerviosas sufren heridas debido a que no sienten un dolor suficiente como para advertir que hay problemas. Muchas úlceras son causadas por una piedrecilla en un zapato, por las costuras internas del calzado, por objetos afilados que hayan podido atravesar la suela del zapato, por ampollas producidas por un calzado demasiado apretado o por quemaduras. Caminar descalzo aumenta enormemente el riesgo de lesiones graves porque las personas pueden pisar un objeto afilado o tropezar, dañándose los dedos.

Cuando se produce una herida, las bacterias pueden infectar el pie. En personas diabeticas, que tienen menos sensibilidad o falta de riego sanguíneo, las heridas tardan en curar y la capacidad del organismo de luchar contra la infección podría verse debilitada. Los síntomas de infección podrían ser difíciles de detectar antes de que la infección se haya agravado mucho.

 

Lesiones neuropáticas

Definida como la existencia de ulceración en un punto de presión o deformación del pie, presenta tres localizaciones prevalentes: primer y quinto metatarsiano en sus zonas acras, y calcáneo en su extremo posterior. Son ulceraciones de forma redondeada, callosidad periulcerosa e indoloras. La perfusión arterial es correcta, con los pulsos periféricos conservados.

Lesiones neuroisquémicas

Necrosis inicialmente seca y habitualmente de localización latero-digital, que suele progresar de forma rápida a húmeda y supurativa si existe infección sobreañadida . Generalmente los pulsos tibiales están abolidos y existe una neuropatía previa asociada.

Lesiones

[-SUBIR-]

 

 

© 2008 PIE DIABÉTICO | Aviso Legal | Protección de Datos | Desarrollado por: IRICOM SL